Cozumel

Isla, hogar de 100,000 humanos e incontables animales, instectos y especies vegetales. Cualquier día es una aventura, una misión de exploración y un reencuentro con la naturaleza. 

 

Cozumel tiene toda la magia del caribe: playas hermosas, arrecifes atiborrados de vida, selvas abrazantes, gastronomia suculenta y paisajes de postal. 

 

A tan solo 45 minutos de Playa del Carmen por barco, Cozumel es otro mundo. 

 

 

 

¿Qué hacer?

 

Para disfrutar verdaderamente Cozumel tienes que dejarte llevar por ese mundo natural que gobierna la isla.  ¡Sumérgete! , metete al agua con un visor y convive con las criaturas marinas. Bucear en los arrecifes de Cozumel es una experiencia completamente alucinante. Los arrecifes coralinos son uno de los ecosistemas mas diversos de la Tierra, y personalmente creo que sus habitantes son los mas interesantes. Los corales tienen todo tipo de texturas y colores, y con sus erráticas formaciones crean obras de arte espectaculares, que además, sirven de hogar para miles de crustaceos, moluscos, gusanos y peces de todo tipo. Podrías cruzarte en el camino de una tortuga verde o de una raya águila. Si todavia no sabes bucear, Cozumel es el lugar perfecto para aprender. 

 

Bucear: respirar bajo el agua y flotar sobre los arrecifes es una experiencia con sensaciones únicas que nos permite conocer y admirar un intrincado y bellísimo ecosistema al que estamos conectados todos los habitantes de la Tierra. 

 

Esnorquelear: si bucear no es lo tuyo puedes admirar los arrecifes desde la superficie. Los arrecifes mas sorprendentes son los que se encuentran dentro del Parque Marino, aunque desde la playa tambien se pueden encontrar criaturas increibles. 

 

Ir al Cielo: a este lugar paradisiaco solo se puede llegar por vía marítima. Sus aguas cristalinas color azul turquesa proporcionan el mejor paisaje para cualquier ambiente: familiar, romántico o de fiesta. Recuerda que la regla #1 del mar es NO tocar nada. 

 

Parque Punta Sur: si te gusta la fotografía no dudes en traer tu cámara a este parque natural. La vista panoramica desde la cima del Faro Celarain hace una postal perfecta. Hay una pequeña ruina, un pequeño museo de navegación muy interesante, tiene una playa preciosa, arrecife justo enfrente y una laguna: La Laguna de Colombia... el lugar perfecto para fotografiar aves y ver cocodrilos. 

 

Temazcal: disfruta el baño de vapor en el temazcal y déjate llevar por las tradiciones ancestrales de los mayas. 

 

El otro lado de la isla (playas del lado este): aqui es donde emparejamos el bronceado. Puedes llevar hielera, mesas, sillas, sombrillas, asador y armar todo un campamento o puedes llevar simplemente una toallita y tirarte en la arena todo el día, si te da hambre o sed puedes parar en Mezcalitos, Coconuts o Playa Bonita. 

 

Malecón y parque del centro en la noche: la noche trae consigo un ambiente pintoresco para Cozumel. Las luces de la calle, de los cruceros y de la luna adornan un malecón súper romántico, y en el mero parque del centro se puede disfrutar de un show de luces y agua.